Fachadas de cristal: el ‘muro cortina’

Definición:

Un muro cortina (en inglés curtain wall) es un sistema de fachada que no carga con ningún peso muerto de la construcción que no sea el propio, al tiempo que transfiere los pesos horizontales que inciden sobre él. Estos pesos son transferidos a la estructura principal del edificio gracias a conexiones en pisos o columnas del edificio. Un muro cortina está diseñado para resistir la filtraciones de aire y agua, las fuerzas de vientos que actúen sobre el edificio, fuerzas sísmicas y sus propias fuerzas de peso muerto. Los muros cortina están diseñados para revestir múltiples plantas y en su elaboración se tiene en cuenta, especialmente, factores como la eficiencia energética e iluminación natural a fin de reducir costos de manteminiento del edificio. Para ello, es fundamental una elección adecuada del vidrio.

Sistema de muro cortina con tapetas en tanto en las uniones horizontales como en las verticales.

Sistema de muro cortina con trama horizontal. La tapeta simple ha sido sustituida por otra con perfil “ala de avión”.

Sistema de muro cortina soportado. No hay tapetas visibles. Los vidrios se fijan mediante silicona estructural al marco de aluminio.

Vidrios empleados en muros cortina:

  • Vidrios laminados de control solar.
  • Doble acristalamiento de control solar y baja emisividad.
  • Vidrios templados de control solar.
  • Combinaciones de todo lo anterior para un máximo rendimiento y seguridad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies